sábado, 21 de noviembre de 2015

“Ángel bueno”

Se durmió soñando que él también podía volar, ¡qué casualidad! parecía como si uno de los ángeles le hubiera unido a sus alas. 

Miren E palacios 
Bilbao, 23 de noviembre del 2013



4 comentarios:

  1. ¡Dos alas!... ¿Quién tuviera dos alas para el vuelo?
    Esta tarde, en la cumbre, casi las he tenido.
    Desde aquí veo el mar, tan azul, tan dormido,
    que si no fuera un mar, ¡Bien sería otro cielo!...

     Ascensión - Poemas de Alfredo Espino

    volar, volare,,,, me recordo este poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricardo, un placer que estés por este espacio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. (¡Quién tuviera dos alas, dos alas para un vuelo!
    Esta tarde, en la cumbre, casi las he tenido,
    con el loco deseo de haberlas extendido
    ¡Sobre aquél mar dormido que parecía un cielo!)

     Ascensión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ¡quién tuviera dos alas! Un abrazo Ricardo Montano.

      Eliminar